20 de noviembre de 2013

Alimentos que destruyen tu inteligencia

1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces son malos para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Provoca la o que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria.
3. Comida chatarra: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros, como el de girasol, considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Los alimentos salados pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. 
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los enteros, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Evita la proteína excesivamente procesada, como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta, además del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Los edulcorantes artificiales, si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva.
11. Nicotina: Si bien no es un producto alimenticio, la nicotina daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral. (Terra.com)
Conoce once alimentos que aniquilan tu inteligencia.
1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos reducir el consumo a una o dos dosis a la semana.
3. Comida basura: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! Se ha demostrado que el consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de su cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína excesivamente procesada como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utiliza grandes cantidades a diario.
11. Nicotina: Si bien la nicotina no es realmente un producto alimenticio, daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre a este importante órgano, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral.
- See more at: http://campusmexico.mx/2013/11/19/alimentos-que-matan-tu-inteligencia/#sthash.ZjNm03bt.dpuf
Conoce once alimentos que aniquilan tu inteligencia.
1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos reducir el consumo a una o dos dosis a la semana.
3. Comida basura: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! Se ha demostrado que el consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de su cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína excesivamente procesada como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utiliza grandes cantidades a diario.
11. Nicotina: Si bien la nicotina no es realmente un producto alimenticio, daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre a este importante órgano, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral.
- See more at: http://campusmexico.mx/2013/11/19/alimentos-que-matan-tu-inteligencia/#sthash.ZjNm03bt.dpuf
Conoce once alimentos que aniquilan tu inteligencia.
1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos reducir el consumo a una o dos dosis a la semana.
3. Comida basura: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! Se ha demostrado que el consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de su cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína excesivamente procesada como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utiliza grandes cantidades a diario.
11. Nicotina: Si bien la nicotina no es realmente un producto alimenticio, daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre a este importante órgano, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral.
- See more at: http://campusmexico.mx/2013/11/19/alimentos-que-matan-tu-inteligencia/#sthash.ndbtmn0T.dpuf
Conoce once alimentos que aniquilan tu inteligencia.
1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos reducir el consumo a una o dos dosis a la semana.
3. Comida basura: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! Se ha demostrado que el consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de su cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína excesivamente procesada como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utiliza grandes cantidades a diario.
11. Nicotina: Si bien la nicotina no es realmente un producto alimenticio, daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre a este importante órgano, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral.
- See more at: http://campusmexico.mx/2013/11/19/alimentos-que-matan-tu-inteligencia/#sthash.ndbtmn0T.dpuf
Conoce once alimentos que aniquilan tu inteligencia.
1. Productos dulces: El azúcar y los productos dulces no son sólo malos para tu cintura, sino para la función cerebral. El consumo a largo plazo de azúcar puede crear una gran cantidad de problemas neurológicos y afectar la memoria, reduciendo la capacidad de aprender. Evita productos precocidos, azúcar, jarabe de maíz y comidas con alto contenido de fructosa.
2. Alcohol: Se sabe que el alcohol daña el hígado a largo plazo, pero lo que no sabías es que también provoca lo que se conoce como “niebla cerebral, una sensación de confusión mental, que afecta la capacidad de pensar con claridad y la memoria. Afortunadamente, estos síntomas son reversibles siempre que se deje de beber alcohol o al menos reducir el consumo a una o dos dosis a la semana.
3. Comida basura: Un estudio reciente de la Universidad de Montreal reveló que la comida chatarra cambia la química del cerebro, genera síntomas asociados con la depresión y la ansiedad y provoca síntomas similares a los de la abstinencia. También afecta la producción de dopamina, un importante químico que genera una sensación de bienestar y que apoya la función cognitiva, la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria.
4. Alimentos fritos: Casi todos los alimentos procesados contienen productos químicos, colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservantes que causan hiperactividad, en niños y en adultos. Los alimentos fritos o procesados destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Algunos aceites son más peligrosos que otros – el de girasol está considerado uno de los más tóxicos.
5. Comida procesada o precocinada: Al igual que los alimentos fritos, la comida procesada o precocinada también afecta el sistema nervioso central y eleva el riesgo de desarrollar un trastorno degenerativo del cerebro en el futuro, como la enfermedad de Alzheimer.
6. Comidas muy saladas: Todos sabemos que los alimentos salados afectan la presión arterial y la salud cardiaca, pero lo que no sabías es que pueden afectar la función cognitiva y perjudicar tu capacidad de pensar. Dicho de otro modo, ¡los alimentos salados afectan tu inteligencia! Se ha demostrado que el consumo de alimentos salados y de nicotina tienen los mismos efectos que las drogas, ya que provocan síntomas de abstinencia severos y antojos.
7. Cereales, excepto los granos enteros: Toda clase de granos tienen un impacto en el funcionamiento del cerebro y de la salud en general, excepto los de grano entero, ricos en fibra y que previenen el envejecimiento arterial. Si consumes granos regulares, tu cuerpo corre el riesgo de envejecer más rápido y experimentar pérdida de memoria y confusión mental. Intenta cambiar los carbohidratos regulares por los carbohidratos complejos, como la avena y la cebada.
8. Proteínas procesadas: Las proteínas son los bloques de construcción de los músculos y son muy importantes para el buen funcionamiento de su cuerpo. La carne es la más rica fuente de proteínas de alta calidad, pero evita la proteína excesivamente procesada como las salchichas, salami y demás. Opte por pescado (especialmente el atún y el salmón), productos lácteos, nueces y semillas.
9. Evite las grasas trans a toda costa: Las grasas trans no solo causan problemas cardiacos y obesidad, sino también son malas para tu cerebro, ya que lo hacen lento, afectan los reflejos y la calidad de respuesta – aparte del riesgo de derrame cerebral. Si se consumen durante mucho tiempo, pueden contraer el cerebro, algo similar a la contracción causada por la enfermedad de Alzheimer. Esta reducción del volumen cerebral se produce porque las grasas trans dañan las arterias.
10. Edulcorantes artificiales: Es cierto que los edulcorantes artificiales contienen menos calorías que el azúcar, pero hacen más daño que bien. Si se utilizan durante mucho tiempo, pueden causar daño cerebral e interferir con tu capacidad cognitiva, especialmente si utiliza grandes cantidades a diario.
11. Nicotina: Si bien la nicotina no es realmente un producto alimenticio, daña el cerebro mediante la restricción del flujo de sangre a este importante órgano, junto con el flujo regular de la glucosa y el oxígeno. La nicotina también afecta la producción y la función de los neurotransmisores apretando los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que juegan un papel fundamental cuando se trata de la función cerebral.
- See more at: http://campusmexico.mx/2013/11/19/alimentos-que-matan-tu-inteligencia/#sthash.ndbtmn0T.dpuf

3 de octubre de 2013

Repensar el periodismo ambiental

Entrevista en ciberplaneta LAUD, en Colombia:

http://laud.udistrital.edu.co/content/repensar-la-agenda-period%C3%ADstica-es-el-desaf%C3%ADo

3 de julio de 2013

Cifras mundiales para la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN


NÚMERO TOTAL DE ESPECIES EVALUADAS = 70.294
(Número total de especies amenazadas = 20.934)

Extinta = 799
Extinta en estado silvestre = 61
En peligro crítico = 4.227
En peligro = 6.243
Vulnerable = 10.464
Casi amenazada = 4.742
Bajo riesgo/ Especie dependiente de conservación = 241 (categoría antigua que se retira progresivamente de la Lista Roja)
Preocupación menor = 31.846
Datos insuficientes = 11.671

Se pierden las especies más antiguas y más grandes del mundo: Lista Roja de la UICN

Según las últimas noticias de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN(tm) se observan disminuciones preocupantes de coníferas -los organismos más antiguos y más grandes del mundo- los camarones de agua dulce, los caracoles cónicos y la marsopa sin aleta del Yangtsé. El eslizón gigante de Cabo Verde, una especie de lagarto, el pececito de Santa Cruz y una especie de camarón de agua dulce se han declarado en extinción.

Con estos datos actualizados, se han añadido 4.807 especies a la Lista Roja de la UICN; por lo que el total de especies evaluadas asciende a 70.294, de las cuales el 20.934 están amenazadas de extinción.

"Gracias a la Lista Roja de la UICN ahora contamos, como nunca antes, con más información sobre la situación de la biodiversidad en el mundo", afirma Jane Smart, Directora Global del Grupo de Conservación de la Biodiversidad de la UICN. "Pero el panorama general es alarmante. Debemos utilizar estos conocimientos al máximo -aplicando esfuerzos de conservación bien dirigidos y eficientes- si verdaderamente queremos detener la crisis de extinción que continúa amenazando a todas las formas de vida sobre la Tierra".

Los datos actualizados incluyen la primera reevaluación mundial de las coníferas. Los resultados reflejan que el 34% de los cedros, cipreses, abetos y otras plantas con conos o piñas del mundo actualmente están amenazadas de extinción: un aumento del 4% desde la última evaluación realizada en 1998.

El estado de conservación de 33 especies coníferas ha disminuido. El pino de Monterrey de California (Pinus radiata)<http://www.iucnredlist.org/search>, el más plantado del mundo, valorado por su rápido crecimiento y las cualidades de su pulpa aparecen en la lista. El árbol ha pasado de la categoría Preocupación menor -utilizada para las especies con un riesgo de extinción relativamente bajo- a En Peligro, con amenazas importantes debido a que son alimento de cabras salvajes y a los ataques por parte de un patógeno invasivo. Otra especie de conífera anteriormente clasificada como Preocupación menor, el cedro del Atlas (Cedrus atlantica)<http://www.iucnredlist.org/details/42303/0> autóctono de la cordillera del Atlas de Argelia y Marruecos, ha pasado a estar En Peligro debido a la sobreexplotación. Su reducida población se ve amenazada por varias plagas.

Por otra parte, la acción a favor de la conservación ha conseguido mejorar la situación del ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana)<http://www.iucnredlist.org/details/34004/0>. Antes, ésta era una especie muy comercializada, pero actualmente el árbol aparece en la categoría Casi amenazada, gracias a mejores prácticas de gestión en California y Oregón, que incluyen la plantación de plántulas resistentes a la enfermedad. Si estas acciones continúan, es posible que esta conífera pase a Preocupación menor en un plazo de 10 años.

"Los trabajos de conservación y los resultados logrados con el ciprés de Lawson nos tranquilizan", afirma Aljos Farjon, Presidente del Grupo de Especialistas en Coníferas del CSE de la UICN. "Sin embargo, está claro que esto no es suficiente. Urge una investigación mayor sobre el estado y la distribución de muchas especies. Nos parece que hay muchas nuevas especies que deberían ser descritas, pero que es posible que nunca las descubramos debido al índice de deforestación y la conversión de los hábitats en plantaciones para obtener aceite".

Las coníferas son las especies más antiguas y más grandes del planeta. El pino longevo (Pinus longaeva), por ejemplo<http://www.iucnredlist.org/details/34024/0>, puede vivir hasta casi 5.000 años, y la secuoya roja (Sequoia sempervirens)<http://www.iucnredlist.org/details/34051/0> puede alcanzar una altura de hasta 110 metros. Sin considerar a los humedales, las coníferas capturan más carbono que cualquier otro bioma, tres veces la cantidad capturada por los bosques tropicales y los bosques templados. Su valor económico es inmenso; las coníferas se utilizan en la producción de madera y papel, y el agente anticanceroso Taxol® se obtiene de la corteza de muchas especies de tejo.

Asimismo, los datos actualizados de la Lista Roja de la UICN ofrecen resultados de la primera evaluación global de camarones de agua dulce, que determinan que un 28% está amenazado con la extinción. El 10% se utiliza para consumo humano, como el langostino gigante de río (Macrobrachium rosenbergii), pero cabe mencionar que la especie es además parte importante de la red alimentaria de agua dulce. La contaminación, la alteración del hábitat y la comercialización para acuarios son algunas de las principales amenazas a las que se enfrentan estas especies.

También se ha evaluado por primera vez a los caracoles cónicos, de entornos marinos tropicales. El resultado es que un 8% de su población está amenazada de extinción. Como depredadores que son, constituyen un elemento importante del ecosistema marino; adicionalmente son muy apreciados por sus toxinas letales, que se utilizan para desarrollar nuevos fármacos que permiten paliar el dolor para enfermedades incurables. Además, estos animales tienen preciosas conchas que se han recogido desde hace siglos; algunas de estas, las más raras, se intercambian por miles de dólares. La pérdida de hábitat y la contaminación constituyen las amenazas más importantes para estas especies.

"Esta evaluación supone un hito por la cooperación que se dio entre los comerciantes de conchas y los expertos científicos", afirma Howard Peters de la Universidad de York, miembro del Grupo de Especialistas en Moluscos de la CSE de la UICN. "Este trabajo conjunto, innovador, ha permitido que hoy dispongamos de nuevos datos sobre la distribución, el comercio y las amenazas a las que se enfrenta cada especie. Se trata de un aspecto clave para nuestros esfuerzos futuros de conservación".

Asimismo, se ha evaluado la marsopa sin aleta del Yangtsé (Neophocaena asiaeorientalis spp. Asiaeorientalis), una subespecie de la marsopa lisa sin aleta y uno de los pocos cetáceos de agua dulce restantes en el mundo, que habita en el río Yangtsé y dos lagos adyacentes, el Poyang y el Dongting (China). Su población, estimada en unos 1.800 individuos en 2006, se ha reducido en más de un 5% anualmente desde la década de los 80 y ha sido clasificada como En peligro crítico. Las crecientes amenazas que pesan sobre estas marsopas incluyen: la pesca ilegal, el tráfico marítimo intenso, la extracción de arena y la contaminación.

El Pecari deLabios Blanco (Tayassu pecari)<http://www.iucnredlist.org/details/41778/0> -perteneciente a la familia de los cerdos, que habita en América Central y América del Sur- ha reducido su población en un 89% en Costa Rica y en un 84% en México y Guatemala. Hoy aparece en la lista como Vulnerable. La caza y la pérdida de hábitat explican en parte este declive, pero, en muchos casos, se ha documentado la desaparición misteriosa de esta especie en diversas regiones, y se cree la causa principal podría ser algún tipo de enfermedad que los ataca.

Tres especies se han declarado Extintas. Visto por última vez en 1912, el eslizón gigante de Cabo Verde (Chioninia coctei) -un lagarto que estuvo restringido a una única isla y a dos islas más pequeñas- se ha extinguido como consecuencia de la introducción de ratas y gatos; el pececito de Santa Cruz (Cyprinodon arcuatus) -que habitaba en la cuenca hidrográfica de Arizona- está actualmente extinto debido a la disminución del agua, y el camarón de agua dulce (Macrobrachium leptodactylus) fue víctima de la degradación del hábitat y del desarrollo urbano.

"De nuevo, los datos actualizados de la Lista Roja de la UICN nos transmiten noticias preocupantes", afirma Simon Stuart, Presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la UICN. "Sin embargo, hay señales de éxito. Por ejemplo, en Costa Rica se han realizado mayores esfuerzos de indagación con los que se han descubierto nuevas subpoblaciones de la rana de arroyo y de la rana de ojos verdes. Queda mucho por hacer, ya que lamentablemente la tendencia general hacia la extinción persiste para muchas especies".

26 de abril de 2013

Rescatan fósiles en la ampliación del Canal de Panamá



Camellos y caballos en miniatura, un rinoceronte, además de un oso-perro gigante, son algunos de los fósiles desenterrados en las recientes excavaciones de la ampliación del Canal de Panamá. Financiado por una subvención de cinco años de duración por la Autoridad del Canal de Panamá al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, los resultados ilustran acerca de acontecimientos que hace millones de años alteraron el clima de la Tierra y cambiaron radicalmente la distribución geográfica de las plantas y los animales.

Un capital inicial de $1 millón por parte de la Autoridad del Canal de Panamá fue la base fundamental para la colaboración entre las instituciones. Hoy viernes, 26 de abril 2013, científicos del Smithsonian en Panamá entre ellos Carlos Jaramillo, científico permanente y Bruce McFadden, científico visitante y curador de paleontología de vertebrados de la Universidad de Florida, en conjunto con funcionarios de la Autoridad del Canal de Panamá, como la Ing. Ilya Marotta, VP de Ingeniería y Administración de Programas, se reúnen para celebrar los grandes logros de esta asociación, entre ellos:
 
* Diez nuevas especies descritas basadas en hallazgos de fósiles
* Más de 6.000 muestras recolectadas y geo-referenciadas
* Nuevos estimados para datar los eventos tectónicos y volcánicos que contribuyeron a la formación del puente terrestre
* 50 publicaciones científicas
* Un simposio internacional en la reunión anual de la Sociedad Geológica de América en el 2012
* Presentaciones en muchas otras reuniones científicas internacionales
* Informes de prensa en Panamá y en los principales medios de comunicación internacionales
 
"Esta fue una situación provechosa para ambas instituciones y para los profesionales de Panamá," comentó Elena Lombardo, de la Oficina de Asuntos Externos del Instituto. "Así como el Canal de Panamá aporta al mundo una vía acuática fundamental para el comercio, la investigación en Panamá contribuye la comprensión de la historia geológica a nivel mundial y la evolución de la diversidad vegetal y animal en el trópico americano."
 
Uno de los resultados más importantes fue la contribución del proyecto a la formación de la próxima generación de científicos. La división internacional de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (U.S. National Science Foundation) otorgó $4 millones para los investigadores del Smithsonian y la Universidad de Florida para un proyecto adicional de cinco años de duración.
 
"Estos dos proyectos, junto con el apoyo de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, SENACYT, han dado lugar a la formación de estudiantes de licenciatura y de posgrado aquí y en los EE.UU.,” comentó Oris Sanjur, directora asociada para la Administración de la Ciencia en el Smithsonian en Panamá. "La estudiante de doctorado panameña Catalina Pimiento organizó el primer video-tele-curso en palebiología para estudiantes panameños. El proyecto también llevó a la primera especialización en geología en la Universidad de Panamá, la primera clase de geología en la Universidad Tecnológica de Panamá y principales colaboraciones con la Universidad Nacional de Chiriquí, en el oeste de Panamá."
 
En la actualidad, la delgada vía acuática que conecta el Pacífico y el Caribe se está ampliando para permitir el paso de barcos más grandes, esto creó la oportunidad del siglo para los geólogos y paleontólogos para poder comprender los acontecimientos que cambian a la Tierra.
 
La colaboración científica entre Panamá y el Smithsonian comenzó hace más de 100 años, cuando científicos llevaron a cabo el Recorrido Biológico en Panamá, básicamente un estudio ambiental para la construcción del Canal. Las muestras fósiles que aún esperan ser procesadas ​​junto con datos geológicos pendientes por ser analizados, nos llenan de expectativas acerca de futuras noticias durante los próximos años de nuevos descubrimientos sobre la historia geológica y biológica única de Panamá.
 
El STRI (Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales), con sede en la ciudad de Panamá, Republica de Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto aumenta la comprensión de la biodiversidad tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, entrena estudiantes para conducir investigaciones en los trópicos, y promueve la conservación incrementando el conocimiento público de la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales. 

Pág. Web: www.stri.org