19 de diciembre de 2009

Conoce las principales reacciones al acuerdo de Copenhague


Las reacciones al Acuerdo de Copenhague fueron de lo más variado durante la última sesión plenaria de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas Sobre Cambio Climático y creo que resulta interesante conocer, aunque sea a vuelapájaro, qué dijeron los delegados de las 194 partes:
Después de que el Primer Ministro danés, Lars Looke Rasmussen dio lectura al documento, hubo palmas masivas por parte de Venezuela sobre la mesa.
Tuvalu agradeció a todos haber venido a la reunión y mencionó que en la ONU, se respeta a las naciones y se dan procesos para considerar los temas en conjunto, pero hoy he visto a los dirigentes decir que había un acuerdo y esto es una falta de respeto a los países que tenemos procesos democráticos.
El documento tiene grandes problemas: necesitamos que, basados en los resultados de la ciencia, el aumento de la temperatura no debe rebasar los 1.5 grados Celsius, pues lo contrario puede significar al fin de muchas naciones.
Las medidas de respuesta son incompatibles con el Plan de Acción de Bali; hay referencias al mecanismo de REDD, pero no se definen claramente; no existe ninguna referencia al Mecanismo Internacional de Seguros; el mecanismo de revisión para el año 2015 llegaría demasiado tarde, por lo que “lamento tener que informarle que ¡Tuvalu no puede aceptar el documento! Estamos hablando con indignación, pero este documento no es aceptable.

Bolivia:
Nos hemos enterado del documento a través de los medios de comunicación, no de la Presidencia de la Conferencia, y ahora nos da 60 minutos para aceptar algo ya acordado por los demás Estados. Estamos viendo acciones dictatoriales y eso es inaceptable y antidemocrático; no vamos a decidir sobre la vida de tantas personas en sólo 60 minutos porque así lo acordó un grupo integrado por unos cuantos países.

Cuba:
Hace unas horas (Barack) Obama anunció un acuerdo inexistente, comportándose como un emperador. La versión que hemos visto se discutió en grupos secretos en las últimas horas y Cuba no aceptará el proyecto de declaración. En esta conferencia no hay consenso sobre el documento, por lo que asocio mi voz a Tuvalu, Venezuela y Bolivia porque el objetivo de dos grados para el aumento de la temperatura es inaceptable.

Costa Rica:
Este sólo puede ser un documento de alcance intermedio, para información.

Nicaragua:
Ya existe un precedente de que no se nos ha dado el derecho a la palabra… este es un deterioro del sistema democrático y sucede en la conferencia más importante de las Naciones Unidas.
Esto no ha seguido los principios básicos de la ONU: inclusión, procesos de abajo hacia arriba, participación democrática, igualdad de los Estados, por lo que proponemos leer la propuesta completa, suspender la sesión y continuar las sesiones con la frecuencia necesaria para finalizar en junio de 2010.

Sudán:
El delegado Lumumba dice que el documento es uno de los acontecimientos más inquietantes de la historia de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y amenaza la existencia del continente africano. El documento está condenando a África; piden a África firmar un paquete de suicidio y eso es una falta de moral. ¡Esto es como los seis millones de judíos que murieron en Europa! (en clara referencia al Holocausto).
No hay ningún ministro o presidente de África, que tenga un mandato suficiente para destruir a África. Permitir que la temperatura se eleve dos grados es una muerte segura. Es inmoral pensar que este documento fue publicado por las Naciones Unidas o por alguno de sus organismos. No aceptamos el soborno implícito en la promesa de otorgar 100 millones de dólares a cambio de destruir el continente, por lo que pedimos se elimine el documento del sistema de la CMNUCC. Quiero que conste en actas que usted, señor Presidente, ha sido parcial y ha violado todas las normas de transparencia.

Maldivas:
En los últimos días me he sentado junto con 25 países y he visto grandes diferencias, porque los grandes emisores no quieren asumir su responsabilidad ni entender que un aumento climático mayor a 1.5 grados significaría la desaparición de muchas islas.
Este documento es amistoso. No es lo que estábamos buscando y seré el primero en estar insatisfecho, pero reconozco que es un punto de partida que nos permite continuar las conversaciones para llegar a un acuerdo jurídicamente vinculante, por lo que pido a todos no desecharlo.

Egipto:
Debemos poner fin a esta conferencia tan pronto como sea posible, pero queremos conocer los nombres de los países que apoyan su inserción, de modo que podamos ver ¿quién ha redactado este documento y quién está moralmente obligado?

España:
Estamos totalmente de acuerdo con las palabras del Presidente de las Maldivas: la libertad de expresión debe prevalecer aquí, por lo que afirmo que lo que dijo Sudán no es y deshonra un proyecto importante.

Canadá:
Es legítimo de expresar puntos de vista pero comparar el documento con el Holocausto es una ofensa a nuestra delegación, por lo que se retirará.

Argentina:
Estamos absolutamente asombrados porque el documento es criticado por las Partes que se sentaron a la mesa.

Francia:
Mi país apoya la inclusión de frenar en 1.5 el aumento de la temperatura, debido a que sólo un gran país se opuso a ella. Este texto puede ser imperfecto y es obvio que puede mejorarse.

Suecia / UE:
Expresó su firme apoyo de Maldivas y manifestó que la referencia al Holocausto es increíble.

Senegal:
Le hubiera gustado ver compromisos vinculantes en virtud del Protocolo de Kioto y que se mantuviera como objetivo un aumento de la temperatura en 1.5 grados.

Reino Unido:
Creo que la CMNUCC enfrenta un momento de profunda crisis, ante la cual tenemos una opción de dos vías: un camino es el documento, de ninguna manera perfecto pero mejorará las vidas de las personas, pues se habla de otorgar 30 mil millones en forma inmediata y 100 mil millones plan a largo plazo. Eso lo convierte en un acuerdo muy importante.
El otro camino es el señalado por el delegado de Lumumba, cuya comparación con el Holocausto es repugnante. Por favor, hagan de este documento una decisión de la Conferencia de las Partes.
Los delegados, de pie, le dan un largo aplauso.
El presidente propone aprobarlo, hay desconcierto, murmullos, gritos. ¡Que alguien haga una moción de orden! Rasmussen pide ¡por favor, déjame hablar! Si no podemos aprobarlo, tal vez sólo se suscriban…

Cuba:
No habrá consenso…

Rasmussen:
Tenemos que concluir esta reunión… algunas personas quieren abordar su avión a las ocho horas…

Eslovenia:
Quiero proponer una solución: el documento podría ser aprobado con los países que figuran por su nombre.

Rasmussen:
Gracias por esta propuesta concreta…

México:
La acusación por parte de Sudán no puede quedar sin comentario: ¡Sudán deberá retirar sus observaciones!

Bangladesh:
Somos uno de los países más vulnerables y tenemos que hacer todos los esfuerzos en la dirección correcta.

Granada / Alianza de Estados Insulares:
El presidente de mi país participó en el grupo de amigos que redactó el documento y no había absolutamente ninguna indicación de que se trataba de un proceso ilegal, por lo que Granada lamenta la división que hay ahora en el Sur.
El período de sesiones era difícil y la Alianza luchó por cada cosa, porque quienes estábamos allí vimos el proceso como legítimo.
Pido a todas las partes que se comprometieron a cumplir con las obligaciones. Tenemos el documento y lo vamos a apoyar, porque Granada hizo su trabajo de buena fe, por lo que me parece ofensivo caracterizar la labor de mi Primer Ministro en la forma en que fue descrito y pido a mi hermano de Sudán reconsiderar sus conclusiones y apoderarse de sus sentimientos. Yo los aliento a seguir adelante.

Japón:
No estamos aquí para acusar o culpar a alguien, ni para salvar sólo a las islas, sino para salvar a las generaciones futuras. Hemos pasado días y noches sin dormir; por favor lean bien el documento. Con cuidado, para que puedan ver todos los pasos concretos.

Papúa Nueva Guinea:
Este documento es imperfecto, pero muchas fallas se deben al G77, cuyos
miembros lo debilitaron en una clara falta de respeto a nuestros dirigentes.

Estados Unidos:
No hay nada de qué disculparse por la participación en las consultas del Presidente, donde había alrededor de 25 países. El Presidente de los Estados Unidos fue uno de ellos y se reunió con los líderes de China, India, Sudáfrica, Brasil.
El proceso involucrado buscó la transparencia, la rendición de cuentas; se acordó un importante financiamiento, tanto a corto como a largo plazo, en lo que se conoce ya como Fondo Verde Climático de Copenhague; también se pidió a los integrantes de la Reunión de Alto Nivel que aporten soluciones creativas.

Noruega:
No hay tiempo para la autocrítica. Después de una semana, no había absolutamente ningún progreso, por lo que los principales líderes llegaron e hicieron un esfuerzo sin precedente. Obviamente que no resultó un documento perfecto, porque tal cosa no existe en los procesos multilaterales.
El comportamiento en esta plenaria es increíble. ¿Cómo se puede llamar a esto un soborno?¿cómo puedo volver a Noruega y pedirles que paguen más dinero a otros países si se considera un soborno?

Rusia:
No apoyo a quienes dicen que las decisiones fueron tomadas por grupos pequeños. Debíamos dar un paso adelante y este documento lo es.

Filipinas:
Tenemos que avanzar para proteger al mundo.

Bolivia:
Tengo una preocupación: no compartimos la opinión del documento donde menciona un aumento de la temperatura de 2 grados, y no de 1.5 grados; sabemos que un país que firmó el papel ha gastado 20 veces más en defensa.
No somos solamente cuatro países en desacuerdo; somos más y establecimos un límite de temperatura de 1 grado, junto con un crecimiento del PIB de seis por ciento.
Sugiero que volvamos a nuestra discusión sobre la forma en que vamos hacia adelante o tengamos una propuesta específica de acuerdo.

Islas Marshal:
Este proceso es acerca de nuestra existencia. Para la mayoría de las personas, los corales son un obstáculo para la navegación, pero para mí son mi casa. Mi país está a sólo dos metros sobre el nivel del mar. No tengo nada que mostrar a mis abuelos, nietos, como recuerdo de las dos últimas semanas, salvo decirles
que no hubo ningún éxito.

Singapur:
Mi delegación apoya el documento, que si bien no es perfecto, sí es importante.

Argelia:
Como cualquier otro compromiso, hay ciertos problemas con este proyecto, pero el texto define los principales elementos de un mecanismo financiero; también tenemos transferencia de tecnología y financiamiento a corto plazo.
África no es pesimista y quiere ser parte de la solución, por lo que instamos a esta cumbre de soberanos a tomar la decisión correcta. Hemos estado sufriendo durante años y ahora debemos seguir adelante.

Gabón:
Gabón desea hacer su contribución, queremos avanzar, juntos, con todos los demás y dejar una idea precisa de lo que vamos a hacer. Toda obra humana es imperfecta; Gabón participó en este trabajo con un espíritu constructivo y sentimos decepción por los hermanos de África y otras partes que se oponen.
¡Hermanos, por favor, no vayan por ese camino!

Barbados:
Este no es el lugar para anotar puntos políticos baratos.

Y así se escribió la historia…