8 de diciembre de 2014

Tuvalú, un paraíso amenazado que se niega a desaparecer

Texto y fotos de Carlos García

Tuvalú, un estado polinesio en las llamadas Pequeñas Islas (SIDS), es el cuarto país más pequeño en todo el mundo, y sus 10 mil habitantes desaparecerán de la superficie del Océano Pacífico en 2050, si la temperatura y el nivel del mar continúan subiendo.  



En realidad, un aumento de sólo un grado centígrado, en promedio, en la temperatura del planeta sería una grave amenaza a las posibilidades de sobrevivencia para las personas en este grupo de 9 atolones, cuyo punto más alto se encuentra a sólo 4.6 metros sobre el nivel del mar.

Se dice que Tuvalu es una de las primeras naciones del mundo que se hunde bajo el agua, debido al cambio climático. Hoy en día, el aumento del nivel del mar ha contaminado con agua salada sus fuentes subterráneas de agua potable, por lo que sólo pueden beber lo que recogen de las lluvias entre diciembre y marzo, con excepción de cuando aparece el fenómeno de "El Niño" y lleva la sequía al país.

La contaminación del agua subterránea también amenaza a la agricultura. El taro (un tubérculo comestible similar al camote, muy energizante) es el único alimento que crece en esas islas, conectadas entre ellos sólo una vez al mes por pequeñas embarcaciones. El resto de su alimentación se compone
de pescado  y coco.

La delegación de Tuvalú ha viajado más de 30 horas para asistir a la Conferencia Cumbre Sobre Cambio Climático, organizada por la ONU en Lima, con la esperanza de ser escuchados en la COP20, porque un acuerdo para reducir el calentamiento global a 2 grados centígrados por encima de la era preindustrial para 2027, sería demasiado caliente y demasiado tarde para los habitantes de Tuvalú, que sólo quieren cantar, bailar y pescar en uno de los últimos paraísos no industriales del mundo. Un mundo que no han de contribuir a contaminar.

No hay comentarios.: