11 de marzo de 2010

Exigen reducciones inmediatas de emisiones de GEI en los EEUU

Premios Nobel, economistas y científicos entregarán una carta al Senado de los Estados Unidos exhortando a los legisladores a exigir reducciones inmediatas en las emisiones de gases de efecto invernadero, que provocan el calentamiento global. La carta es firmada por más de dos mil destacados economistas del país y científicos, ellos cinco ganadores del Nobel.

"Los principales científicos del país y los economistas se han unido para decir a quienes formulan las políticas que estamos de acuerdo sobre la urgencia de abordar el cambio climático", dijo James McCarthy, profesor de oceanografía en la Universidad de Harvard y uno de los organizadores de la carta. "La buena noticia es que podemos reducir los daños que las emisiones que están causando; la mala, que la ciencia del cambio climático es indiscutible. "

McCarthy es ex presidente de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, presidente de la Unión de Científicos Preocupados (UCS) y uno de los ganadores del Premio Nobel de la Paz otorgado al Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Entre más tiempo esperen los Estados Unidos para abordar el tema del cambio climático, más alto será el costo de reducir las emisiones y la adaptación a sus efectos, de acuerdo a la carta, que entre sus signatarios incluye cinco economistas ganadores del Premio Nobel.

Uno de los economistas es Eric Maskin, profesor del Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, Nueva Jersey, quien afirma que "los costos económicos y sociales del calentamiento global podrían ser enormes si no actuamos ahora para limitarlos".

Maskin y McCarthy dieron una conferencia de prensa telefónica conjunta con Alan Robock, profesor de meteorología en la Rutgers University, y el senador demócrata Tom Udall, por Nuevo México.

"Como un científico que ha trabajado más de 30 años sobre esta cuestión, puedo decirle que, de continuar como hasta ahora las emisiones de gases de efecto invernadero, cada año habrá grandes cambios de clima generalizados, con graves consecuencias negativas para la mayoría de las personas", dijo Robock, un colaborador del Premio Nobel de la Paz.

El senador Udall, que forma parte del Comité de Medio Ambiente y de Obras Públicas y en el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado, dijo que el Congreso debe tener como máxima prioridad legislar en materia de energía y del clima, porque "además de proteger la salud pública y el medio ambiente, la legislación buscaría reducir nuestra peligrosa dependencia del petróleo extranjero y permitiría a los trabajadores y a las empresas estadounidenses dirigir el creciente mercado mundial de las tecnologías de energía limpia".

Esta carta se publicó en respuesta a la escalada de ataques contra los científicos del cambio climático y a la desinformación sobre los costos de hacer frente al calentamiento global.

"En la emergencia económica que estamos viviendo, algunas personas piensan que no podemos darnos el lujo de abordar el problema del cambio climático", dijo otra firmante de la carte, Elinor Ostrom, un Profesor de la Universidad de Indiana y Premio Nobel de Economía. “Si no actuamos ahora, vamos a tener mayores problemas económicos en el futuro ".

La carta, firmado por 2,026 economistas y científicos del clima, concluye con la recomendación de que los Estados Unidos deben reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un nivel del 80 por ciento debajo de los niveles de 2000 para el año 2050", y que el primer paso debe ser la reducción de entre 15 a 20 por ciento por debajo de los niveles de 2000 para el año 2020.

No hay comentarios.: