12 de diciembre de 2008

Frustración ante los resultados en la cumbre climática

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en Poznan, Polonia, terminó en las primeras horas del sábado 13 con una sensación de frustración y fracaso en los representantes de los países en vías de desarrollo, pero al final con el compromiso de continuar las negociaciones el año próximo, para dar una respuesta internacional ambiciosa y eficaz al cambio climático.
Con la amenaza de la ruptura de las negociaciones en la sesión plenaria, que recordó a muchos la situación vivida en Bali el año pasado, el único avance concreto fue la aprobación de un Fondo para el Medio Ambiente con el nombre oficial de “Programa Estratégico de Poznan de Transferencia de Tecnología", cuyo objetivo es aumentar el nivel de inversión e impulsar las inversiones privadas que requieren los países en desarrollo para acceder a tecnologías que les permitan la adaptación y mitigación de los impactos del cambio climático.

El siguiente nivel implica la elaboración de un borrador del acuerdo en Copenague, dijo el Presidente de la Conferencia, el ministro polaco de Medio Ambiente, Maciej Nowicki.

Los países acordaron que un primer borrador estaría disponible para la reunión de la Conferencia en Bonn, en junio de 2009.

"Además de aceptar el programa de trabajo para el próximo año, se aclararon muchas cuestiones técnicas", dijo Nowicki. "En Poznan la asociación entre los países en desarrollo y los desarrollados para luchar contra el cambio climático desplazó a la retórica y se convierió en una verdadera acción".

Pero antes de la optimista declaración del ministro polaco, sufripo para contener los embates del G77, encabezados por China.
Fue cuando los delegados comenzaron a sentir el fantasma de Bali, pues todo indicabab que China y el Grupo de los 77 querían reventar la reunión, al inconformarse con el resumen elaborado en las partes del financiamiento para la adaptación y el reconocimiento del principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.
El discurso más fuerte y encendido fue el de la delegación de Colombia, que señaló posiciones que fueron seguidas por muchos de sus colegas, al pedir
:
“…que quede constancia en el acta: nos sentimos hondamente frustrados por lo sucedido en este punto. Sentimos que no se escuchara la voz de las víctimas del cambio climático que no causaron nuestros países; el llanto de los niños que están en albergues; que el llanto, la tristeza y el dolor no bastaran para que encontráramos los procedimientos para financiar ese proceso.
No era mucho pedir, era lo justo, porque en nuestros países la única fuente de recursos para aliviar los impactos del cambio climático es la derivadas de los Mecanismos de Desarrollo Limpio, creados por nosotros mismos.
Se habla de solidaridad y no la vimos; se habla de urgencias y no las sentimos; se habla de mecanismos para lograr mayor equidad, y no se implementaron... Lamentamos las malas noticias y la mala señal que se da al mundo que tanto esperaba de Poznan. Esperamos que lo sucedido sirva de reflexión inspiradora rumbo a Copenague.

Que esta mala, dolorosa señal, sirva para rectificar el camino y que la voz de las víctimas sea tomada en cuenta para que la aspiración global de la humanidad entera de encontrar justicia y solidaridad, pueda ser compensada en el camino a Copenague. Espero que haya mayor congruencia entre los discursos y la disponibilidad real de los marcos que se acuerden en estas deliberaciones”.

India se lamentó de que algunos países se rehusen a perder beneficios por el comercio de carbono, cuando millones de pobres en los países en desarrollo están perdiendo sus casas, sus vecindarios y sus vidas por los impactos del cambio climático. La mayoría de ellos vive en extrema porivación, en el mejor de los casos, y los impactos del cambio climático les arrebata sus humildes casas, su pan y sus corazones.

Ante este panorama, los países en vías de desarrollo usan el único instrumento disponible hasta ahora para allegarse recursos que le permitan aliviar el dolor de las pobres masas: los fondos de asistencia.

La Asamblea Plenaria había iniciado a las 22:30 horas y a las dos de la mañana, ante el intenso debate suscitado por el resumen presentado por la Secretaría Ejecutiva, se decretó un receso de cinco minutos que se prolongaría hasta las 2:35 horas, cuando se reanudó para clausurar los trabajos y, en medio de su descontrolado nerviosismo, el presidente de la Conferencia declaró que continuarían las negociaciones hasta la Conferencia en Copenague, que se realizará del 7 al 18 de diciembre de 2009.

El Fondo de Adaptación

Los últimos toques de la Conferencia fueron puestos en el Fondo de Adaptación del Protocolo de Kyoto, después del largo debate con los países del G77, permitiendo que pueda recibir proyectos en el curso de 2009.

Además, se acordó que los países en desarrollo podrían tener acceso directo a los recursos del Fondo, provenientes en parte del producto de los Mecanismos de Desarrollo Limpio, del Protocolo de Kioto, y de aportaciones voluntarias.

Sin embargo, las Partes no llegaron a un consenso sobre la ampliación del financiamiento para la adaptación, al intentar poner un impuesto a los otros dos mecanismos de Kioto: la cooperación amplia y el comercio de emisiones.

Junto con las decisiones encaminadas a simplificar y acelerar los MDL, las Partes pidieron a la Junta Ejecutiva estudiar los procedimientos y metodologías regionales y subregionales de distribución de los proyectos. Las Partes también pidieron evaluar las consecuencias de la captura y almacenamiento de carbono y los proyectos de ampliación de los criterios de elegibilidad para proyectos de forestación y reforestación.

Un acontecimiento clave en la conferencia fue la mesa redonda ministerial sobre la visión compartida para la cooperación a largo plazo.

"Los gobiernos enviaron una fuerte señal política de que, a pesar de las crisis financiera y económica, los fondos pueden movilizarse tanto para la mitigación como para la adaptación en los países en desarrollo, con la ayuda de una arquitectura financiera inteligente y las instituciones para prestar el apoyo financiero", dijo Yvo de Boer, secretario ejecutivo de laConferencia.

Ahora tenemos un sentido más claro de a dónde tenemos que ir en el diseño de un convenio que detalle los compromisos de los países desarrollados,el apoyo financiero necesario y las instituciones que proporcionen ese apoyo.

Los países reunidos en Poznan avanzaron en cuestiones como la adaptación, las finanzas,la tecnología y la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques.

Además, la conferencia examinó en detalle la gestión de desastres, la evaluación de riesgos y los seguros, fundamentales para ayudar a los países a enfrentar los efectos del cambio climático.

No hay comentarios.: