14 de octubre de 2008

El cambio climático es un desafío en materia de salud para Latinoamérica

El cambio climático es un desafío clave en materia de salud para Latinoamérica, destacó Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
El incremento de la fuerza de los huracanes y la secuencia de sequías e inundaciones amenaza la situación sanitaria de la heterogénea zona comprendida por Norte, Centro y Suramérica y el Caribe.
"Estamos en una situación de vulnerabilidad, ya que la mitad de los estados miembros son islas que pueden padecer o sufren alguno de estos impactos, y se convierten en vulnerables por la falta de disponibilidad de alimentos", agregó.
Otros fenómenos de la globalización que se debe abordar con responsabilidad son las enfermedades crónicas como la diabetes mellitus, la obesidad y la violencia, subrayó la experta.
Haití se sitúa como el país más pobre del área y exige un gran compromiso en el proceso de democratización y estabilidad política, así como en la respuesta solidaria en emergencia y desastres. Bolivia, Nicaragua, Honduras y Guayana le siguen, mientras que Guatemala, Ecuador y Paraguay son países con indicadores de salud desfavorables.
La directora de la OPS recordó la disparidad económica de la región, considerada la zona con más alta desigualdad de ingresos del mundo. "Cerca de 200 millones de pobres viven en los estados panamericanos, 80 por ciento de los cuales reside en países de medianos ingresos, lo que da idea de la abrumadora distancia entre los extremos de riqueza y pobreza de la población", manifestó.
Además del cambio climático, son objeto de preocupación la lucha contra el tabaquismo, el consumo de alcohol y la atención sanitaria del niño. Los primeros meses de vida son los más importantes en la estructura de la personalidad y el desarrollo biológico de los niño, por lo que hay que fortalecer el apoyo a la mujer y al recién nacido.
Se abogó por el desarrollo de planes de seguridad nutricional y mejorar la publicidad que se da a los alimentos en las escuelas como tema de protección de la infancia.
Se reconoció el esfuerzo realizado por los estados en cuanto a trabajos conjuntos para desarrollar planes de salud fronteriza, como la campaña anual de vacunación en las Américas, que este año atendió a casi 55 millones de personas.
Estas políticas de actuación se contemplan en el informe anual del período 2007-2008 de la organización, que recoge la planificación y los retos que se deben afrontar para avanzar hacia los Objetivos del Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas (ONU) del 2015.
Fuente: Washington, octubre 2/2008

No hay comentarios.: