28 de julio de 2008

Se extinguió la foca monje del Caribe


Las autoridades han confirmado lo que se sospechaba: la foca monje del Caribe se extinguió.
Los seres humanos que cazaron a esa dócil criatura para investigación o alimentación dejaron su población insostenible, dicen los biólogos.
Pero no queda todo ahí: advierten que las próximas especies en desaparecer podrían ser las focas monje de Hawai y del Mediterráneo.
La última vez que se vió una foca monje del Caribe fue en 1952, en las aguas del mar Caribe, entre Jamaica y la península de Yucatán.
Ahora, 56 años después, en pleno siglo XXI, la Administración Nacional Atmosférica Oceánica confirmó que la especie se ha extinguido.
Kyle Baker, biólogo de la administración, afirmó una verdad que en nada debe enorgullecernos: es la única especie de foca extinguida por causas humanas.
La foca monje del Caribe había sido clasificada como una especie en peligro de extinción en 1967.
Al tiempo de dar esta noticia, la Administración Nacional Atmosférica Oceánica afirmó que existen menos de mil 200 focas monje hawaianas y 500 mediterráneas.
Y emitió una alerta: ambas poblaciones declinan.
El biólogo Baker confió en que los humanos "hayamos aprendido de la extinción de la foca monje del Caribe y podamos suministrar mayor protección a sus familias hawaiana y mediterránea".
Sin embargo, la población de la foca monje hawaiana está declinando a una tasa de un cuatro por ciento anual, según la Administración, que pronostica que podría caer por debajo del millar de ejemplares en tres o cuatro años.
"Cuando una población se reduce demasiado, se torna muy inestable", afirmó Baker. "Son más vulnerables a amenazas como enfermedades y ataques de tiburones".
La foca monje del Caribe, descubierta durante el segundo viaje de Cristóbal Colón en 1494, llegó a tener una población de 250 mil individuos, pero por su mansedumbre fueron presa fácil para los cazadores.
En los siglos XVIII y XIX se las cazaba por su esperma, que era procesado para producir aceites de lubricación. Sus pieles también eran muy apreciadas.
La foca monje de Hawai tiene una población de entre 80 y 100 animales en las principales islas hawaianas, y mil 100 en las islas del noroeste, un monumento nacional marino, mayormente inhabitado.
¿Realmente habremos aprendido con esta tragedia o tendremos que ver desaparecer más especies del atlas mundial para decidirnos a hacer algo para tener un planeta sustentable para todos?

No hay comentarios.: