6 de enero de 2008

Entrevista publicada en el a.m. el 6 de enero de 2008

Ellos Son... Miguel Angel de Alba
Por José Luis Díaz Ramírez

Miguel Ángel de Alba es un periodista de investigación que se ha enfocado a los temas del medioambiente, lo que le ha llevado a ser fundador y presidente de la Red Mexicana de Periodistas Ambientales, A. C., además de miembro de la Sociedad de Periodistas Ambientales de los Estados Unidos y de la Red de Comunicación Ambiental de América Latina y el Caribe.
En diciembre de 2007, fue seleccionado por la Red Internacional de Periodistas (IJNet), por Panos London y por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo y el Medio Ambiente (IIED), también de Londres, para asistir junto con otros 40 periodistas del “sur” a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la que fue el único periodista mexicano acreditado que reportó diariamente las actividades de la reunión multinacional.

Miguel Ángel ¿por qué fuiste a Bali?
En primer lugar, porque fui seleccionado a través de una convocatoria abierta que fue realizada a través de la Red Internacional de Periodistas (IJNet por sus siglas en inglés), que es par de la Red Mexicana de Periodistas Ambientales; en segundo, porque vivimos en el mundo un momento crucial en las cuestiones ambientales y había que ver hacia dónde se dirigirían las políticas de nuestros gobernantes ahora que concluya el protocolo de Kioto, en el año 2012.

¿Por qué elegir a un periodista mexicano?
La invitación a periodistas mexicanos se logró gracias a la actividad que ha realizado la Red Mexicana de Periodistas Ambientales a nivel internacional, al participar en foros para dar a conocer la realidad del periodismo científico y ambiental en nuestro país y conocer las experiencias de otras naciones al respecto, además de la tarea de intercambio que hemos logrado con organizaciones similares. Por eso fue la invitación a Rempa para que uno de sus socios pudiera asistir a Bali. ¿Por qué Miguel Ángel de Alba? Supongo que por trayectoria, por curriculum... Eso tendríamos que preguntarlo a los patrocinadores.

¿Cuál fue tu experiencia al compartir durante 20 días con periodistas internacionales?
Fue doble. Por un lado, compartir experiencias con 40 periodistas de Asia y de África, convivir con ellos en el desayuno, en el almuerzo, en la cena... Además, todos estábamos usando un idioma diferente al propio: el inglés, y a veces nos costaba trabajo entendernos porque sin querer mezclábamos palabras en español, chino, vietnamita, bahasa, thailandés o portugués...
Por el otro lado, compartir con 1,500 periodistas de todo el mundo el área de trabajo –una gigantesca tienda de campaña donde contábamos con algunas mesas e internet- es una experiencia sumamente enriquecedora, porque ahí no hay nacionalidades: ahí todos somos periodistas y nos comunicamos, compartimos experiencias, puntos de vistas, opiniones. Muchos de nosotros debimos haber sido publicados como “fuente” en los diarios de otros países.

¿Cómo fue el trabajo en Bali?
Intenso, muy intenso. Por un lado, los integrantes del grupo seleccionado por Panos London e IEED realizamos un taller en el que dimos a conocer las experiencias del periodismo medioambiental en nuestros respectivos países y lo que se hace a nivel de organizaciones de periodistas.
Me llamó mucho la atención que la problemática es similar en todos los países: medios desinteresados en los temas ambientales, científicos que no se acercan a los periodistas para divulgar su quehacer y periodistas con un escaso conocimiento del tema.
Y en muchos países han surgido asociaciones de periodistas ambientales que han tratado de encontrar nuevos mecanismos para lograr espacios en los medios. Así, en el taller expusimos los casos de Vietnam, Thailandia, China, México, Myanmar (Burma), Indonesia, Sudán e India.
Como resultado, acordamos hacer un hermanamiento de las respectivas asociaciones para coordinar trabajos conjuntos en todo el mundo.
Fue grato que los 40 periodistas y los organizadores solicitaran una copia de mi presentación.
En esas reuniones acordamos realizar un weblog en el que participaríamos los 40 periodistas, cada uno en su idioma, con la información que estuviera enviando a sus países. Al final de los 15 días de la conferencia el blog tuvo más de 500 informaciones en chino, árabe, inglés, vietnamita, indonesio, bahasa, thailandés, español, portugués y muchos otros idiomas.
Ya en el trabajo propiamente dicho de la conferencia, cada quién elegía los temas que le interesaba cubrir: las conferencias de prensa de los participantes en la Reunión de la ONU, los encuentros alternativos, entrevistas, reportajes de ambiente...

¿Cuál fue la participación de México en esta reunión?
La verdad es que fue muy pobre, a pesar de contar con una delegación nutrida, en la cual iban casi todos los funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, desde el secretario hasta el jefe de prensa, y sólo uno de la Secretaría de Energía, que desde mi punto de vista debió enviar más representantes porque era uno de los temas a tratar: las energías renovables.
El secretario de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira Quesada presentó una declaración muy tibia, en español, en la que habló de la Estrategia Nacional del Cambio Climático, del programa Proárbol y de un estudio que mandó a hacer la dependencia con el equipo de Nicholas Stern. Y como no queriendo la cosa señaló la vulnerabilidad de México ante el cambio climático, lo cual había quedado demostrado con las recientes inundaciones en Chiapas y Tabasco. Pero de acciones concretas, nada.
Por cierto, mientras los representantes de las delegaciones iban y hablaban con los periodistas de todo el mundo acerca de las participaciones de sus representantes y les entregaban materiales, en el caso de México no hubo tal y sólo aparecieron, en el área de documentación, unos cedés con pedeefes de la Estrategia Nacional contra el Cambio Climático y el Programa Proárbol.

Del gobierno del estado de Guanajuato ¿hubo algún participante?
Ninguno, más que el boletín que envió el gobierno del estado sobre su programa sobre el cambio climático, junto a otro donde el gobernador inaugura un complejo residencial de lujo en lo que era una reserva ecológica. Y claro, había que aprovechar la fiebre del cambio climático para decir algo, aunque no se hiciera nada.

¿Y tú dónde publicaste?
Las informaciones, en mi weblog: http:miguelangeldealba.blogspot.com y las fotos en http:picasaweb.google.com/rempaac, además de algunas transmisiones en directo para el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), ya que aunque ofrecí la cobertura a varios medios locales y nacionales, nadie se interesó.
Lo relevante es que la información que publiqué en mi weblog sirvió a los colegas de México, Latinoamérica y el Caribe para informarse de cómo se desarrollaba la conferencia de la ONU y tomar materiales para sus publicaciones. De este modo es como pudo aprovecharse la información que generé.

¿Qué resultados concretos hay de este trabajo?
En lo personal, ya fui invitado a la siguiente conferencia, en Polonia, en diciembre de 2008. En cuanto a la Red Mexicana de Periodistas Ambientales, se abrió la posibilidad de organizar un congreso a nivel internacional con una temática por demás interesante, así como opciones para obtener financiamiento para una mejor operabilidad de la asociación. Asimismo, el hermanamiento con los periodistas asiáticos y africanos.

¿Qué sigue para Miguel Ángel de Alba?
Continuar en esta cruzada. Por lo pronto, en este mes de enero Rempa realizará una conferencia de prensa en Chiapas sobre el cambio climático y la reforestación, y a fines de enero estaré en la Universidad Iberoamericana plantel Santa Fe en un curso sobre “Biodiversidad y Sociedad”, organizado por el Fondo de Educación Ambiental.
Asimismo organizaremos conferencias de prensa sobre temas forestales en Oaxaca y Michoacán, y estamos por decidir dónde realizar nuestro segundo Congreso nacional: Nayarit, Sinaloa o Chiapas, en mayo o junio.

¿Qué compromisos adquieres con estas actividades?
Continúo con uno muy importante: capacitar, enseñar a los periodistas que vienen detrás de nosotros que hay algo más que las notas políticas o policíacas, pero que esa forma de trabajar requiere de capacitación, de entrega, de relaciones, de entrega...

De alguna forma ¿eres un activista ambiental?
No, de ninguna manera. Sigo siendo un periodista, un observador del acontecer diario para transmitirlo al mundo. El activismo implica dejar de ser imparcial y comprometerte con una causa. En mi caso, la causa es la superación de los periodistas mexicanos.

Como ser humano ¿qué te deja esta experiencia?
Me enriquece. No tienes idea de lo enriquecedor que es compartir experiencias con gente de otros países, que tienen otras ideas, otras costumbres, otra cultura, durante 20 días. Como que tomas un poco de cada uno de ellos para incorporarlo a ti y son cosas que siempre formarán parte de ti, de tu nueva cultura, porque de alguna forma tuviste que adaptarte a una nueva sociedad.
Comentarios: luisdiazfoto@hotmail.com
www.joseluisdiazfotografo.com
Tel. 773 8590

No hay comentarios.: