11 de diciembre de 2007

Inicia la reunión de alto nivel de la UNFCCC


"Los ojos del mundo" están sobre los Ministros y Jefes de Estado reunidos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, en Bali, Indonesia, advirtió el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, al inaugurar la reunión de alto nivel de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, en Bali.
La reunión, a la que asisten 144 ministros y representantes gubernamentales y seis jefes de estado, inició este 12 de diciembre y concluirá el 14, cuando se espera surja un nuevo acuerdo mundial sobre el cambio climático.
La conferencia de la ONU sobre cambio climático recibió a más de 11 000 personas, lo que la convierte en la más grande jamás celebrada.
Ki-moon dijo a los participantes que las sombrías proyecciones realizadas por los científicos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, incluidas la elevación del nivel del mar, más frecuentes y menos previsibles inundaciones y sequías graves, significan que "es tiempo de actuar."
Al considerar que el cambio climático es "el reto moral de nuestra generación", por lo que "los ojos del mundo" están puestos en los negociadores reunidos en Bali. "Las generaciones venideras dependen de nosotros, no podemos robar a nuestros hijos su futuro."
Por su parte, el secretario ejecutivo de la Convención, Yvo de Boer, habló de la necesidad de traducir los trabajos científicos del IPCC en una respuesta política clara.
"Las empresas están dispuestas a pasar a la era del bajo nivel de emisiones, pero necesita que los gobiernos definan el marco político apropiado para hacerlo", y los ministros pueden lograrlo al iniciar negociaciones formales en Bali, acordar una agenda ambiciosa y fijar el año 2009 como la fecha límite para las negociaciones.

Múltiples iniciativas para la mitigación y adaptación

En la reunión se analiza el costo de actuar ahora o de no hacerlo, pero se ha señalado que siempre será más alto el precio a pagar por la inacción.
Hay que promover la prosperidad, el desarrollo económico, pero hay que buscar cómo lograrlo sin dañar a nuestro mundo; hay que compatibilizar la economía con el medio ambiente.
Los participantes a la conferencia de la ONU sobre el cambio climático lograron consensos para actuar en bloque en torno a la mitigación, adaptación, transferencia de tecnologías y financiamiento.
Los efectos del cambio climático no son a futuro, los vivimos ahora y nos están dando pruebas suficientes para ver que si no actuamos tendremos peores consecuencias.
Sin embargo, debe procurarse el desarrollo de la mayoría de las naciones, porque no es posible que haya gente viviendo en malas condiciones, con tecnología de la era de piedra; su situación es crítica y si no hacemos algo pronto el cambio climático seguirá golpeándolos.
En la primera ronda de oradores, con la cual se abrieron los trabajos, participaron el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono; Yvo de Boer, secretario general de la UNFCCC; Rajendra Pachauri, presidente del IPCC, a través de un video; Kevin Rudd, primer ministro de Australia; Lee Hsien Long., primer ministro de Singapur; Michael Somare, primer ministro de Papua Nueva Guinea; Thomas Remengesau jr., presidente de Palau, y Maumoon Abdul Gayoom, presidente de Maldivas.
En sus declaraciones, manifestaron que están en Bali, en nombre de la gente más pobre del mundo, para buscar medidas que le permitan una vida más segura y digna antes del 2015; hemos abordado temas como la generación limpia de energía y para eso hemos tenido que reunir a los científicos, a los políticos, a las organizaciones no gubernamentales y a los economistas.
El cambio climático, coincidieron, es un tema complicado, que requiere de complejos mecanismos para entenderlo, mitigarlo y adaptarnos, en el que la transferencia de tecnologías desempeña un papel importante.
Por eso es inaceptable que nos distraigamos ahora: hay que reducir las emisiones a la atmósfera y limitar el calentamiento del planeta. Es tiempo de trabajar con hechos concretos y demostrar qué estamos haciendo. Tenemos una responsabilidad histórica ante el calentamiento global, de hacer más y más rápidamente para detener las emisiones sin frenar el desarrollo de los países,
Igualmente tenemos que encontrar las adecuadas medidas de mitigación de los daños de inundaciones y sequías y ver la mejor forma de implementarlas.
El presidente anfitrión, el indonesio Susilo Bambang advirtió que los habitantes de muchos países en vías de desarrollo “no tienen carros, aire acondicionado ni celulares… pero tampoco comida qué llevar a sus platos. Tenemos que pensar en ellos”.
Los jefes de Estado mencionaron que en Bali se ha diseñado una estrategia común ante muchas cuestiones problemáticas, pensando en lo que responderán a su esposa e hijos cuando, al regresar a casa, les pregunten ¿qué hiciste para asegurar nuestro futuro?
En su turno, el primer ministro de Australia, Kevin Rood, señaló que el costo de la acción es menor al de la inacción. Además, no hay mucho de dónde escoger: somos custodios del planeta, de su futuro, y tenemos que trabajar juntos. Si los gobiernos no se preparan desde ahora para enfrentar el reto, tendremos un futuro insostenible.
Hicieron hincapié en que los medios de transporte tienen que buscar alternativas para reducir la huella ecológica de los viajes, así como que los países tienen que ver su desarrollo con alternativas limpias de generación de energía; necesitamos sistemas ecológicos que permitan lograr el crecimiento.

No hay comentarios.: