28 de noviembre de 2007

Los riesgos de la inacción

El cambio climático no permite ambigüedades y las emisiones de gases invernadero, causadas por las actividades humanas (principalmente gas, carbón y petróleo) ha sido responsable (con un 90% de certeza) del aumento en las temperaturas durante los últimos cien años, en .74 grados centígrados.
La temperatura de mundo debe aumentar de 1.1 a 6.4 grados centígrados de aquí a 2100, comparado con los valores de finales del siglo 20.
El recalentamiento será más importante en los continentes y latitudes altas. El nivel de los océanos puede subir entre 18 y 59 centímetros, comparando los niveles de fines del siglo con los del período 1980-1999.
Las olas de calor y las precipitaciones fuertes llegarán a ser más frecuentes y los ciclones tropicales, los tifones y los huracanes, más intensos. Las precipitaciones serán más fuertes con las latitudes altas pero disminuirán en la mayoría de las áreas subtropicales.
El origen antropológico del cambio climático y sus consecuencias podría ser repentino e irreversible, por lo que entre 20 y 30 por ciento de los vegetales y de las especies animales están amenazados de extinción si la temperatura del mundo aumenta entre 1.5 y 2.5 grados centígrados.
La salud de millones de personas se verá afectada probablemente por la desnutrición, las muertes y las enfermedades relacionadas con las olas de calor, las inundaciones, las sequías, las tempestades y los incendios.
En las áreas polares, los glaciares y la barrera de hielo disminuirán su espesor. En el Polo Norte, la barrera de hielo en el verano podría desaparecer de aquí a fin del siglo; las pequeñas islas serán amenazadas por la subida del nivel del mar, y en Europa las inundaciones, la reducción en las nieves montañosas y las olas de calor pondrán en peligro muchas actividades económicas.
Estos son datos que se analizan en la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático.

No hay comentarios.: