28 de noviembre de 2007

Los protocolos del cambio climático

Las actividades humanas han contribuido al aumento de la temperatura atmosférica, especialmente por la tala inmoderada y el uso de combustibles fósiles, que propician la acumulación de gases de efecto invernadero, especialmente bióxido de carbono.
Para hacer mayores investigaciones acerca del cambio climático, se estableció un Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, formado por 2 500 científicos. En 1989, este panel predijo que la temperatura mundial habrá aumentado entre uno y 3.5 grados para el año 2100, el mayor aumento sufrido por la atmósfera desde hace 10 mil años.
Tomando en consideración estas conclusiones y con el fin de evitar el aumento de la temperatura atmosférica, en la Cumbre de Río de 1992 se elaboró y firmó la "Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático", ratificada hasta diciembre de 2000 por 186 países.
En esta Convención, los países desarrollados -responsables del 60 por ciento de las emisiones anuales del bióxido de carbono en el mundo- se comprometieron a reducir, antes de 2010, sus emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles que tenían antes de 1990.
A pesar del adelanto que constituyó la "Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático", fue notorio que no era suficiente, ya que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático determinó que la influencia humana en el clima mundial era perceptible y aunque se cumpliera cabalmente la meta de la Convención, no se evitaría el aumento de la temperatura atmosférica ni sus problemas derivados, por lo que sería necesario pactar nuevas reducciones.
Debido a esto, los países firmantes de la "Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático" se reunieron en 1997 en Kyoto, Japón, donde se firmó un protocolo por el cual los países desarrollados deben reducir sus emisiones colectivas de seis gases de efecto invernadero en un 5.2 por ciento entre 2008 y 2012, tomando los niveles de 1990 como base de referencia. Este documento es conocido como Protocolo de Kyoto.

No hay comentarios.: